¿Cómo quitar el dolor muscular rápido?

¿Cómo quitar el dolor muscular rápido?
Como quitar el dolor muscular rápido

Practicar ejercicio físico es placentero en todos los sentidos.  Ya que más allá de la sensación de superación que le proporciona a aquel que lo lleva a cabo; también brinda una serie de beneficios relacionados con la salud. Sin embargo, en caso de excederse superando los límites o al efectuar la práctica en cuestión, luego de un tiempo prolongado de inactividad no tardan en surgir los temidos dolores musculares. Pero en este artículo te contaremos como quitar el dolor muscular rápido.

¿Qué es el dolor muscular?

Como quitar el dolor muscular rápido
Como quitar el dolor muscular rápido

Las mismas hacen referencia al dolor que reside en ciertos músculos que han sufrido en demasía con el ejercicio físico llevado a cabo. Produciéndose las microrroturas que requieren un periodo indeterminado para recuperar el buen estado en el que se encontraban anteriormente.

Como quitar el dolor muscular. Pasos a seguir

Afortunadamente con algunas recomendaciones es posible acelerar el proceso recientemente descrito. Para que las molestias sean dejadas atrás en un tiempo récord y puedas volver a practicar deporte con normalidad. Conviene destacar el hecho de que algunos de estos; exigen un gran esfuerzo precisamente por tener que lidiar con dolores que llegan a ser bastante molestos. Pero te contamos como quitar el dolor muscular en breves pasos.

Optimizar la circulación de la sangre

Si desconoces cómo quitar el dolor muscular; el primer paso consiste en mejorar la circulación sanguínea de la zona. De esta manera tiene lugar la tan necesaria reconstrucción de las fibras que han sufrido un enorme desgaste. Y, por ende, son incapaces de responder adecuadamente. En caso de que pretendas volver a realizar el mismo ejercicio físico e incluso otro distinto que abarque otros tipos de músculos.

Para ello un buen método es el de tratar la zona afectada con agua calienta. La cual producirá una reducción temporal del dolor, alternándola con la de temperatura fría. Este tipo de cambios estimulan el sistema vascular del área.  Y lo que consiguen es que cada glóbulo se desplace óptimamente. Logrando así, que los tejidos dañados vayan restaurándose paulatinamente.

Ingiere alimentos con magnesio

La restauración de las fibras musculares también puede lograrse mediante una buena alimentación. Y es que determinados manjares que albergan una generosa cantidad de magnesio; penetran positivamente en el organismo del individuo aquejado del dolor muscular, lo mitiga poco a poco independientemente de la intensidad de este. Algunos de los alimentos recomendables son los guisantes y las almendras.

Sin embargo, en caso de que el dolor sea tan intenso como para impedir tu movimiento con normalidad, afectándote a diario, puedes optar por ingerir suplementos de magnesio. Estos te aportarán mayores cantidades de dicha sustancia. Si lo comparamos con los alimentos anteriormente mencionados. Así lograrás reducir el tiempo requerido para la curación.

No te olvides del ejercicio físico

No te olvides del ejercicio físico
No te olvides del ejercicio físico

Si el dolor muscular medianamente te permite seguir con tu rutina diaria y no tienes demasiadas dificultades para moverte, es altamente recomendable practicar ejercicio físico de intensidad muy moderada. Ciertamente, muchas personas tienden a pensar que lo mejor es reposar. Pero las fibras son capaces de reconstruirse más rápidamente si se estimulan mediante actividad cardiovascular.

Aun así, conviene evitar más sobreesfuerzos que empeoren la situación. Es por este motivo que no solo se aconseja una baja intensidad de los ejercicios. También que adicionalmente los expertos inciden en que se abarquen otros grupos de músculos cuyo estado no ha sido mermado. Por ejemplo, si el dolor muscular está localizado en tus brazos después de una agotadora sesión de pesas, puedes hacer sentadillas.

Haz estiramientos

Los estiramientos adquieren una gran relevancia al practicar ejercicio después de haberse hecho evidente el surgimiento de los dolores musculares. Y es que, en caso de no efectuarlos tras dar por finalizada la nueva sesión de actividad física, podría acabar siendo contraproducente. Logrando así el empeoramiento de la condición de tus fibras musculares.

De esta manera se convierte en esencial la realización de estiramientos que estimulen tanto las zonas cuyo estado es bueno, como aquellas que sí presentan dolores. Gracias a ello el área procede a relajarse. Y tras el oportuno periodo de descanso la ansiada mejoría se produce. Especialmente si efectúas los siguientes:

  • Tocarte la punta de los pies con las manos.
  • Levantar los brazos en posición vertical señalando el techo.
  • Agarrarte una de las piernas por la zona de la rodilla y, con la otra extremidad, mantener la posición durante diez segundos.

Después de haberle dicho adiós al cien por cien a el dolor muscular y de como quitar el dolor musculardeberás evitar otro sobreesfuerzo que reproduzca la misma situación vivida. Es fundamental que conozcas los límites de tu cuerpo. Y bajo ningún concepto los excedas. Por muy beneficiosa para la salud que sea la práctica deportiva. Ya que en tal caso constantemente deberás lidiar con molestos dolores en tus músculos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*